Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 20 de agosto de 2011

Piedras...


Tengo algo de tiempo dandole vueltas a la misma idea... ¿La parte que vemos de los demás es su mejor parte? ¿hacemos a los demas mostrar su mejor lado, dar lo mejor de si mismos?

Imaginemos a las personas como piedras, piedras de cualquier tipo, piedras comunes y corrientes como las que se encuentran en las calles, piedras preciosas como los diamantes, todo tipo de piedras... Imaginemos que todos somos una piedra sin pulir, simplemente piedras burdas, diamantes en bruto; ahora imaginemos que encontramos uno de estos diamantes en bruto, imaginemos el diamante con su forma caracteristica de joyeria, practicamente listo al cual solo le falta pulir; y por otra parte encontramos un zafiro tambien sin pulir, solo que en el caso de este, lo encontramos como una piedra comun, al cual le faltan bastantes horas de trabajo; ahora imaginemos que solo podemos conservar una de ellas, de principio pudieramos pensar facilmente que seria preferible elegir el diamante puesto que esta practicamente terminado, pero resulta que dentro de nuestras cosas contamos con herramientas necesarias para pulir el zafiro, mientras que para el diamante no, el diamante nos resultaria practicamente imposible de pulir y por más trabajo que pusieramos no seria nunca suficiente... Entonces que hacer? podemos conservar un zafiro con el cual sabemos que con tiempo, dedicación y esfuerzo podemos obtener una excelente pieza, mientras que al conservar el diamante sabemos que en nuestras manos nunca brillara con su maximo esplendor.

Supongo que este ejemplo basta para explicar lo que trato de decir, a lo largo de nuestra vida nos podemos encontrar un sin fin de personas, cada una con personalidades completamente diferentes, nosotros somos capaces dentro de nuestras interacciones diarias de sacar algo de estas personas, de algunas podemos obtener una buena parte, de otras podemos sacar lo mejor. Habrá excelentes personas con las cuales siempre sea un placer mantener una conversación, pasar tiempo con ellas, pero con las que sabemos que simplemente no veremos nunca su mejor lado, nunca sacaremos lo mejor de estas, no por que no quieran hacerlo, simplemente por que no pueden ser mejores con nosotros por la razon que sea (falta de temas en comun, ideales diferentes, etcetera) mientras que habra personas con las que tal vez en un inicio podemos pensar que no son las personas más adecuadas para hablar con nosotros o para pasar una buena tarde, pero al pasar el tiempo y conocerlas, descubrimos que tienen más que ofrecer, que nosotros podemos sacar su lado más amable, lo mejor de ellas mismas como personas.

¿Qué piedras prefieren ustedes?

domingo, 31 de julio de 2011

Limites personales


Reglas personales, limites propios, cosas que estan grabadas en tu conciencia, incluso en tu subconsciente, vamos: cosas que ni borracho harias... Supongo que todos los tenemos, unos más que otros, pero a todos nos rigen nuestras propias leyes, son los clasicos "yo nunca haria..." "yo nunca..."

Pero es aqui donde los comienzo a clasificar en dos tipos, el primero es del tipo pasajero, es cuando hoy dices "yo nunca..." y al dia siguiente lo haces sin pensarlo solo por que no le tomaste nunca suficiente importancia; y el segundo que es más bien una regla grabada en piedra, desde mi punto de vista estas ultimas son las que te definen como persona, es lo que te separa de los demás, lo veo bastante similar a las huellas digitales puesto que cada uno tiene su propia lista y su muy particular manera de cumplir con cada una de ellas, habra quienes sean más "flexibles" con su propio reglamento y habra otros que les cueste más trabajo despegarse de ellas.

Precisamente en este ultimo punto es donde me surgen dos preguntas: ¿Qué es lo que lleva a alguien a decidir que nunca hara esto o aquello? y ¿qué es lo que motiva a ese alguien a despues romper sus propias reglas? Un poco de adrenalina tal vez? Pudierá ser, pero creo que son un par de preguntas con respuestas aun más complejas, con ese tipo de respuestas que uno pasa años tratando de encontrar dentro de sí mismo. Por poner un ejemplo: Juan Perez de toda su vida ha seguido (entre otras) su propia regla de "nunca ponerse un tatuaje" pero ¿qué lo llevo a determinar que NO queria un tatuaje en su piel? y ahora resulta que de un dia a otro decide que quiere ponerse uno ¿qué fue lo que lo llevo a cambiar de idea?

La respuesta a la primer pregunta puede ser de cualquier color, olor o sabor posible, eso en funcion de quien la responda, en mi caso la mayoria se basan en personas que considero antiejemplos y digo "no quiero ser como él, por lo tanto no haré eso que esta haciendo" y en lo que respecta a la segunda creo que va relacionado a la importancia que cada quien le de a cada una de esas reglas personales o lo que significan para uno mismo. ¿Qué responderias tu a este par de preguntas?