Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 6 de mayo de 2010

La Levedad y El Peso


El dia de hoy estando sentado en la cafeteria de mi facultad, comenze a recordar el ultimo buen libro que lei: "la insoportable levedad del ser" por Milan Kündera, de hecho creo que lo recuerdo a diaro y sin darme cuenta, el argumento de este libro es acerca del debate de la importancia que pueden tener o no nuestras desiciones y actos, o como lo llama el libro, el peso y la levedad, al principio parece sencillo como dos polos de baterias, el peso resulta ser la parte negativa, apoyando esta conclusión en el como simples desiciones pueden tener consecuencias catastroficas, como ya lo mencionaba en un post anterior. Por el otro lado se encuentra la levedad, con la cual las implicaciones de lo que hacemos o decimos termina siendo completamente irrelevante, con esto me viene a la mente la tan clasica frase de "se lo lleva el viento" por lo tanto pudieramos pensar que esto refiere al polo positivo.

Pero es cuando entra la idea contraria, donde el peso es lo positivo y la levedad lo negativo, a decir verdad me pongo un poco nostalgico al pensarlo, pero el peso es lo que nos mantiene a ras de suelo, es lo que nos mantiene con la idea de que todo lo que hacemos tiene importancia, porque qué sería de nosotros y nuestros actos viviendo en la levedad del mundo, seriamos olvidados y nuestra vida resultaria completamente irrelevante.

Esto inclusive es parte del aprendizaje humano, creo que es muy poco atractiva la idea de que todos los errores que hemos cometido han sido de manera inutil y no hubo nada aprendido de ellos, talvez no hay mejor idea para ejemplifcar este punto que como lo menciona el propio Kündera, una guerra, en ella mueren infinidad de personas inutilmente, y sin nada aprendido de esta, la humanidad estara condenada a repetirlo indefinidamente; tal vez es un ejemplo muy global o poco aplicable a nuestra vida diaria, pero una vez entendido el punto creo que es más claro,es como la piedra contra la seda, ciertamente la seda nos resultara más atractiva, pero al final la piedra será la que perdure por más tiempo...